banner-Descubra las habilidades que todo ingeniero debe practicar

Tiempo de lectura: 7 minuto(s)

Descubra las habilidades que todo ingeniero debe practicar

El corazón de la industria es la maquinaria, y no es exagerado hacer esta afirmación, ya que sin estas herramientas no habrían operaciones eficientes. Y hablando de eficiencia, el gerente de mantenimiento es en gran parte responsable de garantizar que las máquinas funcionen completamente y sin fallas.

Cuando encontramos un profesional debidamente capacitado y con experiencia, sabemos que la vida útil del equipo se alargará, y que la empresa tendrá costos reducidos con reparaciones y paradas inesperadas.

En este artículo, TRACTIAN enumera 7 habilidades esenciales que todo ingeniero de mantenimiento debe tener. ¡Disfrute de la lectura!

¿Quién es y qué hace el ingeniero de mantenimiento?

El  ingeniero  de mantenimiento es el encargado de gestionar y organizar las actividades del sector. Realiza consultoría técnica, desarrolla soluciones y toma decisiones, es responsable de todas las gestiones de mantenimiento industrial, preventivo y correctivo, atendiendo a clientes, proveedores e informando a la supervisión sobre las situaciones diarias de la planta.

El responsable de mantenimiento es fundamental para asegurar la organización de los procesos y aumentar la productividad de la empresa, y cuando tiene éxito, elimina los desperdicios en todos los ambientes.

¿Quiénes son los profesionales que pueden actuar con gestión de mantenimiento?

No todos los profesionales que trabajan con la gestión de mantenimiento ostentan el cargo de ingeniero, pero cumplen con su rol y cuentan con las competencias necesarias para desempeñar la actividad.

Entre los puestos desempeñados podemos mencionar:

  • Coordinador de servicios de mantenimiento;
  • Gerente de proyectos y servicios de mantenimiento;
  • Gerente de planificación y mantenimiento;
  • Coordinador de proyectos de mantenimiento.

7 habilidades que todo ingeniero debe tener

1. Resiliencia

Cada día son más los responsables de mantenimiento que se ven desafiados en el día a día de la industria y, por supuesto, poder adaptarse a diferentes escenarios es un reto para la mayoría de ellos.

Un gerente debe estar dispuesto a ayudar a cualquier empleado en sus etapas, y “ensuciarse las manos” si es necesario. Debe estar preparado para dejar el mantenimiento y entrar en una negociación con un proveedor, o incluso sentarse en una reunión con el directorio para proponer soluciones y/o métodos de mejora.

Todo esto puede suceder en un solo día, por lo que el gerente de mantenimiento debe poder cambiar de tema y escenario rápidamente, sin que ningún otro problema interfiera con sus actividades. Además de poder adaptarse a los escasos recursos, que forman parte de la vida cotidiana.

2. Atención a las nuevas tecnologías

Cada día aparecen nuevas tecnologías y las existentes están en constante cambio, muchas de ellas son utilizadas para hacerle la vida más fácil al gerente en la industria. Estas innovaciones no son solo en maquinaria, sino que también aportan soluciones para reparaciones y revisiones.

Un claro ejemplo de esto es el monitoreo en línea de activos, donde combinado con la tecnología y la IA (Inteligencia Artificial), entrega al equipo de mantenimiento un nivel de datos mucho más completo sobre el estado de cada máquina. Permitiendo que las actividades se desarrollen de una manera más ágil y eficiente, además de entregar datos importantes en tiempo real al equipo.

3. Liderazgo

Como el responsable de varios equipos, el liderazgo debe ser parte de las competencias del gerente de mantenimiento. Es necesario saber inspirar a las personas y liderar las responsabilidades del sector involucrando a todo el equipo.

Se espera que un líder excelente:

  • Saber conciliar conflictos;
  • Estar atento a las necesidades del grupo de trabajo y de la empresa;
  • Ser un ejemplo positivo a seguir;
  • Realizar capacitaciones y actualizaciones constantes;
  • Cumplir con los programas de evaluación del desempeño, estableciendo metas y mejoras;
  • Dar feedbacks a los empleados.

Incluso en posiciones operativas, la capacidad de comunicarse de manera clara y objetiva, presentando el punto de vista y organizando equipos, es extremadamente importante y deseable para la industria.

4. Gestión del ritmo

Saber utilizar el tiempo de forma inteligente es también una virtud que todo gestor de mantenimiento debe tener. El día a día suele ser ajetreado, al fin y al cabo, además de reparaciones, sustitución de piezas y comprobación del estado de componentes, también se encarga de atender emergencias y atender problemas que, si no se resuelven rápidamente, pueden provocar un mucho daño a la empresa.

Saber gestionar el ritmo incluye analizar tareas, priorizar las más críticas y distribuirlas correctamente al equipo.

Un consejo útil para clasificar las actividades de acuerdo con los impactos en la calidad, la producción, la seguridad y otros criterios que son importantes en el escenario es:

5. Promover la innovación y el aprendizaje

El responsable de mantenimiento, además de realizar las tareas diarias relacionadas con la revisión y reparación de máquinas, también debe estar debidamente formado y animar a su equipo a hacer lo mismo. ¡Incluso porque un equipo desmotivado con toda seguridad va a perder el campeonato!

El profesional que lidera empleados de mantenimiento necesita estar en constante aprendizaje y crecimiento. Teniendo en cuenta que cada actividad de reparación y verificación tiene un enfoque diferente, formar un equipo con múltiples formaciones tiende a ser una excelente idea.

Aunque este equipo tenga diferentes tipos de formaciones, es muy estimulante que la empresa brinde cursos y capacitación para todos los sectores. Un cuidado necesario para estar al tanto de las particularidades y comprender rápidamente las prácticas del modelo de trabajo.

6. Visión estratégica

Otra habilidad muy importante para el gerente de mantenimiento es tener una visión estratégica. Sobre todo porque, en el día a día, con los fallos y averías de los equipos, muchas veces se ve obligado a comprobar una serie de variables en busca de una única respuesta certera.

Realizar el mantenimiento en un período corto, por ejemplo, puede volverse aún más complejo sin esta habilidad. La capacidad de tener una visión estratégica para resolver problemas rápidamente debe ser adoptada por todos, pero claro, para que esto suceda, es necesario que los empleados se sientan libres de hacer sugerencias de mejora a la dirección.

7. Humildad

La humildad se adapta a todas las ocasiones y profesiones, y debe practicarse con frecuencia. Un gerente de mantenimiento debe tener la humildad de aprender, aportar al equipo, enseñar, reconocer y promover el éxito de los demás.

Además, como trata con todos los niveles jerárquicos de la empresa, tener la humildad de hablar con todos los sectores le ayudará a circular mejor en todos los ámbitos, facilitando su trabajo en red, factor indispensable para la resolución exitosa de los problemas.

Los conocimientos técnicos que todo gestor debe tener

Lo que se percibe en el día a día del mantenimiento es la desconexión entre el sector operativo (técnicos en planta) y el área de gestión. Para una comunicación efectiva, es fundamental que el gerente comprenda conceptos técnicos, tales como:

  • Sistemas electrónicos;
  • Sensores de vibración y temperatura
  • Análisis de vibraciones
  • Mecánica;
  • Telecomunicaciones;
  • Área de construcción;
  • Control;
  • Eléctrico (generación, transmisión y distribución);
  • Automóviles;
  • Software – GMAO.

De esta forma, el gerente será un experto en técnicas de mantenimiento planificado y acciones operativas, enfocándose en la mejora continua de los procesos correctivos asociados a los sistemas de la empresa. Además, todas las acciones de mantenimiento deben estar relacionadas con el cumplimiento de la Norma Reglamentaria (NR10), que prevé la seguridad de los empleados y otros.

Con la llegada de la Industria 4.0, ¿qué cambia?

Los procesos de mantenimiento, con la llegada de la industria 4.0, se convierten en realidad en procesos más fáciles y ágiles, ya que con el monitoreo online de equipos el  ingeniero  puede saber todo en todo momento sobre lo que realmente está pasando con los equipos.

Resiliencia, empatía y humildad son habilidades que construimos día a día con la ayuda de las personas con las que convivimos. En este momento que quieres estar atento a las nuevas tecnologías y así poder gestionar mucho mejor tu tiempo, te recomendamos el sensor de TRACTIAN.

La plataforma va a generar automáticamente las órdenes de trabajo, emitirá una alerta de cada insight que aparezca en las máquinas, contará con el tiempo de uso de cada equipo, avisará cuándo sea preciso realizar cambios de aceite, entre otros muchos beneficios.

Si tú, como muchas otras empresas, quieres hacer tu día a día más fácil e implantar la tecnología 4.0 en tu empresa, a través del monitoreo online de equipos, no dudes en ponerte en contacto con un especialista de TRACTIAN y adquiere el sensor que acabará con tus dolores de cabeza.

author-Alex Vedan
Alex Vedan

Industrial Designer por la São Paulo State University. Especialista en proyecto de producto con énfasis en tecnología de manufactura digital, innovación y gestión. Colabora en la creación de contenidos relevantes para la industria. Es Partner y Director de Marketing TRACTIAN.

Posts Relacionados

Comparte este artículo

smart-trac-chip-blog-Tractian

¿Está gastando demasiado en el mantenimiento inesperado de sus máquinas?

¡Introduzca su correo electrónico y descubra cómo reducir este coste con nuestro experto!